5 cosas que deberías saber sobre cupcakes

Info nutricional cupcakes

Ya han llegado (bueno, hace un par de años) y lo han hecho para quedarse. Mi primer contacto con ellos fue cuando me fui unos meses a trabajar a una farmacia del maravilloso pueblecito de Brixham, al sur de Inglaterra.

Auténticas obras de arte que inundaban la farmacia día sí, día también. A veces pensaba, “¿no me habré equivocado y estaré trabajando en una pastelería?”. Sí, hablo (más bien escribo) de los cupcakes. La fiebre era tal que me animé a probar a hacerlos. El experimento, de cupcake tenía poco, era una magdalena de toda la vida con chips de chocolate, pero oye, algo es algo. Pero no sólo cupcakes, también cookies, scones, english muffins, chelsea scone y un sin fin de nombres más que alargan la lista a límites insospechados. Lo que también llegó a límites insospechados fue mi culo y mi barriga cuando llegaron a España. Sí, Inglaterra me sentó fatal, y parte de la culpa la tienen estos maravillosos dulces.

Actualmente, esta pasión por esta repostería tan elaborada se ha instalado y acomodado en nuestra cultura. Paseando por la ciudad te encuentras con tres tiendas de cupcakes y un par de talleres en la misma manzana. Enciendes la tele y todo son programas de postres y repostería. Se me hace la boca agua cada vez que los miro y cada vez me cuesta más resistir la tentación. Entonces me pregunto, si a mi me cuesta, ¿a todos los demás también? Pero, ¿todos los demás resisten o se dejan llevar por la tentación? Pues seguro que muchos se dejaran llevar. ¿No es un poco preocupante? El consumo de dulces y repostería esta bien de forma ocasional, y a mi parecer esta moda por la repostería esta fomentando un consumo muy alto de este tipo de productos. Hoy me he decidido, me he apuntado una receta que he visto y la he calibrado. (Para no alargar mucho el post, no voy a poner los ingredientes del cupcake, si a alguien le gustaría saberlos, nos puede escribir al blog en el apartado de contacto y se la pasamos vía e-mail.)

Según la receta salen doce cupcakes, por lo he calculado las kcal y dividido por 12.

El resultado es el siguiente:

Info nutricional del cupcake Diapositiva1

¿Qué os sugieren los resultados? Os recomiendo echarle un vistazo a este post que os puede servir de ayuda.

A mi me sugiere lo siguiente:

  1. Teniendo en cuenta las cantidades diarias recomendadas (CDR) en una dieta de 2000 kilocalorías, este cupcake supone: el 19% de la Energía total del día; el 30% de los lípidos, el 20% de los hidratos de carbono diarios. Igual esta información así descrita no te dice nada pero si te digo que, durante los cinco minutos que dura el placer de comerte un cupcake, estas consumiendo la tercera parte de grasas que deberías comer en un día, ¿te dice algo más?, poco margen te queda durante todo el día, no?
  2. Con dos cupcakes estarías consumiendo las kilocalorías de la comida, incluso te pasarías un poco.
  3. Dado la poca cantidad de proteína y la gran cantidad de azúcar que tiene , en el momento te sentirás saciado pero al cabo de un rato volverás a tener hambre.
  4. Un cupcake tiene las mismas kilocalorías que:
  • 1 Manzana + 1 Yogur entero natural + 50 gramos de cereales integrales + 15 gramos de azúcar
  • Un bocadillo de 70 gramos  (unos 7 dedos aproximadamente) + 60 gramos de jamón serrano sin grasa (2 lonchas grandes) + 20 gramos de tomate triturado + una cucharada de aceite de oliva.

Qué me decís de las opciones? Bastante más cantidad, bastante más sano y te quedas bastante más saciado.

5. Si tomas dos cupcakes a la semana de forma continuada se convierten en 2600 kcal que comes de más cada mes.  Sólo con dos cupcakes, sin contar otro tipo de “extras” como puede ser la cena de los amigos el sábado o la cervecita “afterwork”.

La lista de se podría hacer mucho más larga si entramos a analizar nutriente por nutriente y a factores que afectan a la salud. Pero creo que con estos 5 puntos os he dejado en que pensar un poco.

¿Cómo os quedáis? A mí las ganas del cupcake se me han quitado,ahora tengo en la cabeza el bocadillo de jamón serrano. Donde estén los alimentos autóctonos de la tierra que se quite la bollería americana.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *