Alimentación en el paciente oncológico (I)

Fuente: Asociación Española contra el Cancer

Fuente: Asociación Española contra el Cancer

El 40-80% de los pacientes oncológicos padecen algún tipo de desnutrición energético-proteica. Sucede lo que se conoce como caquexia tumoral, pérdida de peso no intencionada superior al 6% del peso del paciente en unos 6 meses. Se caracteriza por falta de apetito, pérdida de peso, pérdida de masa muscular, anemia, cansancio generalizado, alteración del gusto y del olfato y estreñimiento.

Además, estas enfermedades aumentan mucho los requerimientos nutricionales del paciente, por lo que es más fácil que se de una desnutrición.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

Las causas de desnutrición en los pacientes pueden darse por:

  • El propio tumor. La masa tumoral provoca alteraciones en el aparato digestivo. Con la enfermedad aumenta el gasto energético
  • El tratamiento tan agresivo provoca que los nutrientes no se absorban de una manera adecuada.
  • Por el estado anímico del propio paciente.

Las consecuencias de este estado de desnutrición pueden ser muy graves.

  • Deterioro del sistema inmune: El tratamiento de la quimioterapia provoca la muerte de macrófagos, encargados de parte del sistema inmune. Si a este estado se le suma que el propio paciente por su desnutrición, se encuentra más bajo de defensas, es muy vulnerable de coger una infección.
  • Disminuye la síntesis de proteína. Por lo que se dificulta la cicatrización heridas quirúrgicas, que son una puerta abierta a infecciones, impide reparación de tejidos dañados por Radioterapia y provoca malabsorción de algunos nutrientes
  • Disminución masa muscular
  • Disminución del tono vital y aumento síntomas depresivos
  • Disminuye tolerancia al tratamiento

Todo ello deteriora la calidad de vida del paciente, aumenta los costes sanitarios y aumenta la gran mortalidad de que por sí misma ya tiene la enfermedad.

Existen una serie de métodos para valorar si el paciente se encuentra desnutrido y en que grado esta. Para ello se hacen servir una serie de cuestionarios validados muy fáciles de utilizar. Si eres un paciente oncológico o tienes alguien en tu entorno y sospechas de que esta perdiendo demasiado peso sin motivo aparente acude a un Dietista-Nutricionista que valorará su estado correctamente.

En función del grado de desnutrición que padezca el paciente, la estrategia será diferente.

 RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

  • Intentar realizar 5 comidas al día o, al menos, 4 comidas al día: desayuno, comida, merienda y cena.
  • Realizar comidas de pequeño volumen pero nutritivas.
  • Intentar que siempre haya en las comidas principales una fracción de verduras, otra de hidratos de carbono, como legumbres, patata o arroz y proteínas (carne, pescado, huevo).
  • Cocinar los alimentos de forma sencilla
  • No forzarse a tomar alimentos que no le sienten bien, sustituirlos por otros de la misma familia
  • Consumir carnes blancas o pescado
  • Disminuir el consumo de grasas
  • Beber un mínimo de 6 vasos de agua o líquido al día
  • Mantener una buena higiene bucal.

 

Si el paciente padece anorexia (pérdida de apetito) es recomendable:

  • Que coma cuando tenga hambre,
  • en pocas cantidades y a menudo.
  • Que sean alimentos que le gusten y con gran densidad de nutrientes.
  • Enriquecer los platos para aumentar la densidad calórica:
  • – Queso rallado, leche en polvo, huevo duro, legumbres, jamón dulce, pavo o pollo troceado en sopas y purés
  • – Queso, mayonesa, atún, frutos secos, jamón serrano en ensaladas, pastas, arroces y verduras.
  • – Frutos secos, miel, mermelada en los postres
  • – Miel, fruta en almíbar, helado, fruta en la leche para hacer batidos más apetitosos.

También existen suplementos nutricionales adaptados para casos en los que el paciente no puede llegar a los requerimientos nutricionales, como es el caso del paciente oncológico. Suelen venir en forma de batidos o en forma de polvos para añadirlos en las comidas habituales. En el caso del paciente oncológico el más adecuado sería un suplemento hipercalórico e hiperproteico porque aparte de que los requerimientos energéticos aumentan también disminuye la síntesis proteica.

Estos suplementos sirven de gran ayuda donde la alimentación oral no puede llegar.

Espero que este post os haya servido. Es clave recordar que la nutrición es muy importante en la evolución del paciente oncológico y puede determinar que un tratamiento resulte con éxito o todo lo contrario. En el próximo post hablaremos sobre las recomendaciones nutricionales cuando se padecen sintomas típicos de la quimioterápia.

Bibliografía:

  • Manual de nutrición y metabolismo. Ed. Diaz de Santos. Diego Bellido-Guerrero, Daniel A. de luis Román.
  • Recomanacions dietétiques nutricionals en oncología. www.Gencat.cat. Acceso aquí
  • www.seom.org
No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *