Octubre, mes de la recuperación

Hola familia, ya estamos en Octubre y hemos empezado el Reto 10k 2015!

Como ya sabéis, este año cada mes será temático, tratando así todas las modalidades y características que tengan que ver con el deporte, la alimentación y la vida sana en general. Después del reto 10K 2014 y para empezar el 2015 al 100% de nuestra capacidad, empezamos los meses temáticos con Octubre, el mes de la recuperación.

En el aspecto nutricional, hablaremos de los complementos nutricionales que pueden ayudar a esta recuperación.

Hay que recalcar que los complementos nutricionales complementan (valga la redundancia), no sustituyen nuestra alimentación ni el tratamiento, ya sea mecánico (fisioterapia) u oral (analgésicos o antiinflamatorios).

RECUPERACIÓN ARTICULAR

Los complementos que se utilizan para la recuperación muscular tienen como diana el cartílago o el colágeno.

El cartílago es el tejido que cubre los extremos de los huesos en la articulación. Es un tejido flexible pero firme que da forma a otras partes del cuerpo como son las orejas o la nariz. El cartílago facilita que los huesos se muevan y se deslicen, protegiéndolos de que se froten entre si. Cuando el cartílago se daña o se inflama causa dolor y por consecuencia limita mucho el movimiento, este caso suele ocurrir en las lesiones deportivas.

Los complementos nutricionales que más se utilizan son:

  • Sulfato de condroitina: Es una sustancia química que se encuentra en el cartílago alrededor de las articulaciones. De hecho, es el principal elemento constitutivo del cartílago (promoviendo sus propiedades mecánicas y elásticas). El sulfato de condroitina tienen como indicación el dolor tipo artritis.
  • Glucosamina: Es una sustancia que forma parte del cartílago y del líquido sinovial que rodea el hueso de la rodilla. De esta manera protege al cartílago y es un inhibidor de enzimas destructores del cartílago.

Tanto el Sulfato de Condroitina como la Glucosamina están indicados para calmar los síntomas de la osteoartritis como puede ser el dolor.

El colágeno es la proteina más abundante en el cuerpo humano. Forma parte de las estructuras de los huesos, de la piel y de las articulaciones. También se encuentra en las paredes de vasos sanguíneos y encías entre otros. Y tiene una función protectora, formando parte del tejido conectivo, envolviendo y protegiendo los órganos. Podemos encontrar complementos de colágeno hidrolizado solo o acompañado con vitaminas para tomar vía oral.

Otra opción cuando nos encontramos frente a un desgaste articular son los suplementos de Vitamina C y/o Magnesio ya que ambos son precursores (creadores) del colágeno que nuestro propio cuerpo fabrica, por lo que, ayudan a mantener un buen estado de colágeno en nuestras articulaciones.

También existen productos como el cartílago de tiburón, que contiene sulfato de condroitina, colágeno y mucopolisacáridos. Es un buen antiinflamatorio y analgésico y, además, estimula el sistema inmunológico. Contiene colágeno, sulfato de condroitina y mucopolisacáridos. Es una buena ayuda para la recuperación de tejidos.

RECUPERACIÓN MUSCULAR

Normalmente un desgaste muscular, calambres o sobrecarga suelen venir acompañados de un déficit de vitaminas y minerales, especialmente una falta de algún mineral o vitamina específico. Por lo que la estratégia a seguir en cuanto a la recuperación muscular será reponer estas faltas de vitaminas y minerales. Los micronutrientes que más papel tienen en la recuperación muscular son los siguientes:

Magnesio: es un mineral que entre otras muchas propiedades contribuyen a al buen funcionamiento de los músculos. Además, como hemos comentado anteriormente junto con otros compuestos sintetiza colágeno. Y como veremos más adelante parece tener un papel regenerador en músculos y tendones.

Potasio: mineral clave en nuestro organismo por las múltiples funciones que realiza, sobretodo a nivel cardiaco. Tanto un déficit como un exceso de este mineral puede ser peligroso para la salud. Un déficit de este mineral puede causar debilidad muscular, ritmos cardiacos alterados y aumento de la tensión arterial. Pero tenemos que ir con ojo en la suplementación ya que un exceso puede provocar arritmias. Por lo que no es recomendable realizar una suplementación especial de este mineral.

Vitamina C: tiene un gran poder antioxidante, además junto con el magnesio es precursor del colágeno.

Como hemos ido comentando a lo largo del post, el colágeno parece tener un papel positivo en la regeneración de músculo y tendones por lo que en ciertos casos, donde tenemos un desgaste tanto articular como músculo-tendinoso puede ser de gran ayuda.

Espero que os haya gustado este post! Y animo en la recuperación! Nos vamos viendo familia!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *